En el artículo de hoy vamos a ver una pequeña guía para ahorrar agua en casa de forma fácil y eficaz.
El primer paso para ahorrar agua en casa es conocer el gasto actual de agua que se tiene en el hogar, de esta forma después de implementar las mejoras y consejos que veremos a continuación podremos comprobar si efectivamente éstas han sido eficaces.

Como dato de partida, tienes que saber que el español medio consume unos 149 litros de agua cada día. Con tu factura puedes conocer cuál es tu consumo medio de agua.

Para ahorrar agua revisa tus fugas de agua

Hay que vigilar los grifos que gotean, ya que dependiendo de la cantidad de agua que se pierda, se pueden malgastar ¡hasta 30 litros de agua cada día!
Otro punto de fuga de agua importante se encuentra en los cuartos de baño, y más concretamente en los inodoros. Si se trata de fugas de agua grandes se podrán apreciar mediante el sonido que provocan, pero las fugas más pequeñas (no por ello menos importantes) son más difíciles de detectar.

Te propongo un truco para descubrir si existe una fuga o no en tu inodoro. Consiste en poner un poco de colorante para alimentos en la cisterna para después de unos 15 o 20 minutos comprobar si quedan restos del colorante en la taza.

Hacer un test de fugas. Este test consiste en primer lugar en cerrar todos los grifos, inodoros y cualquier elemento que pueda utilizar o gastar agua. Una vez hecho esto, deberemos buscar el contador de agua y controlar el número que marca. Después de unos 30 minutos, deberemos comprobar que el número es el mismo. Si ha cambiado, ya tendremos la prueba de que realmente existen fugas de agua.

Ahorra agua en tu cocina

Un gran truco para ahorrar agua en casa es llenar una pila de agua para enjabonar y otra para aclarar. Cada vez que freguemos los platos estaremos ahorrando aproximadamente 115 litros de agua. Si tenemos lavavajillas, un lavado de éste con carga completa saldrá más económico que un lavado a mano.

Otro consejo es no dejar correr el agua encima de productos congelados para descongelarlos, ya que estaremos malgastando una cantidad ingente de agua.
También se puede instalar un aireador para ahorrar agua en la cocina. Un aireador es una pieza que se encaja enroscándola en el grifo y que reduce el consumo de agua entre un 40 y un 50%. El precio de uno de estos aireadores es de unos 3 euros.

La instalación de un grifo monomando también es una gran opción a la hora de ahorrar agua en casa, ya que este tipo de grifos mezcla el agua caliente y fría reduciendo de esta forma el consumo.
Otros consejos para ahorrar agua pueden resultar evidentes, no obstante los mencionaremos:

  • Cerrar el grifo del baño mientras nos lavamos los dientes o afeitamos. Se puede utilizar un vaso o pequeño cuenco para limpiar la cuchilla o enjuagarnos al acabar.
  • Regular la presión de la ducha y cerrar el agua mientras nos enjabonamos nos harán ahorrar muchísima agua.

Y si tienes jardín…

Si tienes jardín en casa sabrás la cantidad de agua que se gasta en el mantenimiento del mismo y la cantidad de agua que se puede llegar a gastar regando. A continuación, unas cuantas ideas que te pueden ayudar a ahorrar agua en tu jardín:

  • Que el jardín esté compuesto por plantas autóctonas nos ahorrará mucha agua, ya que éstas podrán vivir con el agua de las lluvias o utilizar plantas que necesitan poca cantidad de agua, como pueden ser los cactus o palmeras.
  • El césped es una de las plantas que más agua consumen. Si quieres cambiar el césped natural por césped artificial quizá este artículo sobre el césped artificial te interese. En este artículo hablamos sobre las ventajas del césped artificial.

  • También podemos ahorrar evitando la práctica de limpiar el patio o calle con la manguera. En su lugar podemos utilizar la escoba o un rastrillo.

¿Y a ti? ¿Se te ocurren nuevos trucos para ahorrar agua en casa?

 

Fuente fotografía: imagenesgratis.eu