Si estás pensando en ahorrar energía en casa, uno de los aspectos que tendrán un efecto más inmediato en el gasto de energía es el ahorro energético como consecuencia del aislamiento térmico de nuestras puertas, ventanas o paredes. Si bien, empezamos a preocuparnos por el aislamiento térmico cuando las temperaturas bajan y notamos que la casa esta fría, también en verano es importante el aislamiento térmico para que la temperatura exterior no sea la misma que la de nuestro hogar.

Un dato: un buen aislamiento térmico puede ahorrar hasta un 30% de energía

De hecho, las instituciones están obligando a que todas las nuevas construcciones cumplan con las normas de eficiencia energética.

Aislamiento térmico en ventanas

Para evitar que la temperatura exterior entre a través de nuestras ventanas en casa, tenemos que optar por instalar unas ventas con doble acristalamiento. Estas ventanas, están formadas por dos vidrios entre los que se coloca una capa de refuerzo del aislamiento térmico y se rellena con aire o gas. Unas buenas ventanas pueden reducir a la mitad la perdida de calor.

aislamiento térmico en ventanas
De igual forma, la unión de la ventana con el material de la pared (hormigón, piedra, yeso, etc.) es de vital importancia para mantener un buen aislamiento térmico. Se recomienda a instaladores usar una espuma de poliuretano de calidad superior para conseguir un óptimo aislamiento tanto térmico como acústico. Además de las ventanas y los cerramientos, también hay que prestar atención a las persianas, que tienen que estar perfectamente adaptadas y selladas a la ventana y a poder ser, de doble pared de PVC.
Con todo esto, se persigue un objetivo: la rotura del puente térmico.

Qué es el puente térmico

El puente térmico se define como una zona que transmite fácilmente la temperatura. Un ejemplo de puente térmico podría ser un clavo que une dos maderas.
Evidentemente, con el aislamiento térmico lo que se persigue es romper el puente térmico, para evitar que la temperatura exterior se transmita al interior de la habitación. En ventanas con marco de aluminio, la importancia de romper el puente térmico es mayor si cabe, ya que el aluminio es un buen conductor.

¿Cómo saber si mis ventanas tienen rotura de puente térmico?

Si sus ventanas tienen una rotura de puente térmico insuficiente o no lo tienen en absoluto, sus ventanas se mojarán en invierno, como consecuencia de la condensación. Este se fenómeno se produce como consecuencia de la diferencia de temperatura entre el exterior de la vivienda (frío) con el interior (calor), y que hará que los cristales y ventanas se mojen. Esto además provocará un excesivo gasto en calefacción, ya que se perderá muchísimo calor por este tipo de ventanas.

Si además del aislamiento térmico estás interesado en el aislamiento acústico te aconsejo que visites este artículo.