En este artículo vamos a darte algunas indicaciones sobre cómo quitar manchas de pintura, tanto de la ropa como en otras superficies, porque eliminar este tipo de manchas puede resultar casi imposible si no sabemos cómo tratarlas.
En primer lugar, vamos a diferenciar entre manchas de pintura con base de agua y manchas de pintura con base de aceite. Si no sabes de qué tipo de pintura es la mancha, con un rápido vistazo al bote de pintura saldrás de dudas.

Quitar manchas de pintura con base de agua

Las pinturas con base de agua pueden quitarse con jabón y abundante agua tibia si la mancha aún está fresca. Un ejemplo de pintura con base de agua es la pintura de látex.
Si tenemos suerte y la mancha aún está fresca, tendremos que poner la prenda bajo el grifo de agua tibia dejando caer el agua sobre la parte posterior a la mancha. Si el chorro de agua tiene algo de presión, muchísimo mejor. Seguidamente hay que enjabonar la mancha a mano repitiendo el proceso hasta que desaparezca la mancha por completo.
Si la mancha ya está seca, el proceso será mucho más difícil. Ya no servirá usar un jabón para lavar a mano la prenda, sino que tendremos que usar detergentes más fuertes y limpiar a mano la prenda antes de utilizar la lavadora. En casos en los que la mancha de pintura sea muy grande, puede que te interese llevar la prenda a una tintorería.

Quitar manchas de pintura con base de aceite

Las pinturas con base de aceite son más difíciles de quitar que las que tienen base de agua. Es muy importante trabajar sobre la mancha fresca, ya que si dejamos que se seque, será casi imposible de eliminar.
Al igual que en las manchas de pintura con base de agua, trabajaremos sobre la parte posterior de la prenda. Tendremos que colocar una toalla o una esponja en la parte inferior de la prenda y trataremos la mancha con disolvente de pintura poco agresivo e iremos rascando la pintura poco a poco ayudándonos de algún utensilio de cocina como puede ser una cuchara.

Quitar manchas de pintura del suelo

El escenario ideal para quitar una mancha de pintura del suelo es cogerla cuando aún está húmeda. Si es así, solo tenemos que ir quitando la pintura con ayuda de una fregona e intentando no extender la mancha. Para eliminar la pintura de las juntas de las baldosas solo tenemos que ayudarnos de un cepillo de dientes.
Si la pintura se ha secado, tendrás que usar un disolvente para eliminar las manchas. Con un trapo y algo de disolvente verás que las manchas desaparecen casi instantáneamente, aunque hay que tener cuidado si se trata de suelos especiales como los de madera o vinilo.
Pero el consejo más importante de todos es que ¡es mejor prevenir que limpiar! Y es que si no cubrimos bien la zona en la que vamos a pintar es prácticamente imposible que no se manche algo, y en algunos casos, puede tratarse de un problema realmente importante (imagínate manchar un mueble antiguo o un televisor).
Para evitar disgustos, puedes usar alguno de estos productos:
Macprotect: Si necesitas cubrir suelos delicados o parquets, el Macprotect es el producto ideal, ya que se adhiere al suelo y no deja ningún rastro de adhesivo en el suelo.

Macprotect

Plástico cubretodo: Es muy recomendable cuando tienes que cubrir muebles grandes. Súper resistente (no se romperá con las esquinas de los muebles) y además se puede usar más de una vez.

plástico cubretodo

¡Si este artículo te ha ayudado, compártelo en redes sociales ayudando así a tus amigos!