Vamos a usar dos productos de MIARCO para reparar las tapas de plástico de nuestra moto, en primer lugar un kit de reparación de poliéster y en segundo lugar masilla de poliéster para rematar los posibles defectos que nos vamos a encontrar.

Como podéis apreciar tenemos varias roturas en la tapadera del motor, una de ellas bastante importante, las cuales vamos a reparar utilizando el kit de reparación de poliéster y la masilla de poliéster.

#1 Limpiar la superficie

En primer lugar, tenemos que limpiar toda la pieza por completo para que no queden restos ni de aceites ni de suciedad.

#2 Cortar la malla de fibra de vidrio y mezclar

Procedemos a cortar los trozos de malla de fibra de vidrio a las medidas necesarias para cada reparación que tenemos que hacer como veréis a continuación. Una vez tenemos los dos componentes con la proporción que nos indica en el kit de reparación, en este caso sería de un 3% de catalizador agregado a la resina de poliéster.

 

#3 Aplicar

Una vez mezclados los componentes del Kit de Reparación, empezamos a dar una capa tras otra impregnando muy bien tanto el plástico como la malla de poliéster, por supuesto usad unos guantes de nitrilo para evitar el contacto con la piel. Una vez bien cubiertas nuestras tres roturas, dejamos secar al menos durante dos horas.

#4 Lijar

Una vez pasado el tiempo de secado, lijamos el sobrante para dejar una buena terminación, podéis hacerlo con un taladro e incluso a mano.

Una vez lijado todo el poliéster masillamos las pequeñas gritas de las roturas que nos quedan al otro lado de la pasta de la moto, y para eso vamos a usar masilla de poliéster de MIARCO

#1 Pulir

Con una lija y a mano pulimos suavemente cada grieta donde vamos a aplicar la masilla

#2 Masillar

Una vez que lijamos cada grieta nos disponemos a mezclar los dos componentes tal y como vienen en las instrucciones, en este caso mezclada la masilla con el catalizador a un 3% y empezamos a masillar las grietas que tenemos en el plástico de la moto

#3 Lijar

Después de dejar endurecer y secar la masilla poliéster durante al menos una hora, pulimos con una lija fina para dejar un buen acabado.

Y así dejamos nuestra pieza de la moto reparada para poder imprimar y pintar con el resto de piezas .