La fabricación de un rollo de cinta adhesiva es un proceso industrial mediante el que se transforma una bobina gigante, el jumbo, en rollos individuales. Para conseguirlo, el jumbo pasa por distintos procesos de los que os hablamos en nuestro artículo de hoy, te recomendamos que no pierdas detalle.

¿Cómo convertimos un jumbo en rollo individual?

Hace algunas semanas os hablábamos de los jumbos, las bobinas gigantes de cinta adhesiva que llegan a nuestra planta de producción a diario, y que sirven como punto de partida para la fabricación de rollos individuales.

cinta_enmascarar

Rollos de cinta de enmascarar MIARCO

En la fabricación de un rollito de cinta adhesiva  intervienen distintos tipos de maquinaria, que paso a paso van transformando la bobina gigante, para dar lugar al rollo individual. Este proceso se divide en dos pasos: el desbobinado y el corte.

Paso 1: desbobinado

Lo primero es introducir el jumbo en una máquina llamada bobinadora para desboninarlo, es decir desenrollarlo, para conseguir rollos más pequeños con los que es más fácil trabajar. Estos rollos se llaman logs, son del tamaño de un telar y puede tener distintas longitudes: 5m, 50m, 100m…

proceso_desbobinado

Desbobinado de un jumbo

 

Paso 2: corte

Con el jumbo desbobinado y transformado en un log, realizamos el corte de los rollos individuales de cinta adhesiva. Este proceso lo hacemos en unas máquinas llamadas tornos, que son capaces de cortar el log en rollos del ancho que necesitemos. Estos rollos ya llevarán también la anilla con la marca MIARCO, y estarán preparados para encajarlos y salir hacia las ferreterías, suministros industriales y superficies de bricolaje.

corte_cinta_adhesiva

Proceso de corte de una cinta adhesiva

 

Además, actualmente existe otra forma de fabricación que permite realizar el desbobinado y el corte en un solo paso, y con sólo una máquina, gracias al uso de tallarinas. Estos equipos son capaces de desenrollar el jumbo, cortarlo y enrollar las cintas en las anillas individuales, en un mismo proceso. Así conseguimos una mayor velocidad de producción, y es especialmente útil para la fabricación de grandes volúmenes de cintas.

Tanto con las tallarinas como con el torno podemos obtener rollos individuales de multitud de longitudes desde el 48×66 habitual en los precintos como los de la Gama Azul, al 50×30 de la cinta americana o el 24 x 45 de la cinta de enmascarar. Además de las medidas estándar, también es posible cortar los jumbos en anchos especiales, según los requerimientos del cliente o de la aplicación que se vaya a dar a la cinta adhesiva.

Expertos en soluciones adhesivas          

En MIARCO como expertos en soluciones adhesivas, disponemos de más de 2000 referencias entre las que seguro podrás encontrar lo que estás buscando, tanto si eres un profesional como un amante del bricolaje. Pero si necesitas algo muy concreto escríbenos a socialmedia@miarco.com y te asesoraremos para dar con la solución que mejor se adapte a tus necesidades.