La masilla es un material de textura plástica similar a la arcilla que se utiliza en trabajos de construcción para unir, sellar o rellenar las juntas de los azulejos. Comúnmente suele estar compuesta por tiza y aceite de linaza, suele tener una textura pastosa que al secarse se endurece, adquiriendo un aspecto como de yeso u escayola.

En nuestro hogar, los baños y cocinas suelen estar alicatados. Son estancias donde se acumula una mayor cantidad de calor dado los cambios de temperatura; el uso de agua caliente en los baños, especialmente en la zona de la bañera y la ducha ya que están en constante contacto con el vapor del agua y en las cocinas, por las altas temperaturas al cocinar.

conservar las juntas de los azulejos en buen estado

Consejos para conservar en buen estado la masilla de las juntas de los azulejos

Para que estas estancias estén siempre impecables, os vamos a dar unos consejos para mantenerlas en buen estado.

Debemos llevar unas tareas de mantenimiento periódicas para que las juntas estén siempre perfectas. La periodicidad con la que debemos realizar dicho mantenimiento dependerá del uso y del tiempo invertido en cada estancia, es decir, si pasamos mucho tiempo en nuestro hogar y somos muchas personas viviendo, deberíamos realizar una tarea de mantenimiento aproximadamente cada seis meses.

Si por el contrario, somos pocas personas en casa y apenas pasamos tiempo en ellas, las habitaciones no se utilizan de la misma forma, por lo que en este caso la periocidad en las tareas de mantenimiento, se podrán alargar y realizarlas una vez al año.

¿Cómo conservamos las juntas en buen estado?

Debemos tener en cuenta, que las juntas de los azulejos pueden ir perdiendo su blanco inicial y por lo tanto afectar esto a la estética de la estancia. Para limpiar las juntas de los azulejos y que queden lo más limpias posibles, debemos utilizar la lejía. Es aconsejable dejarla actuar durante unos 10 o 15 minutos, y luego frotarla con un cepillo de dientes para quitar la suciedad. Para retirarla del suelo, es conveniente quitarla con agua fría, para que el vapor de la lejía no nos afecte. Esta acción de limpieza la utilizaremos sobre el suelo, ya que sobre las paredes, al ser la lejía líquida se nos escurrirá y no la podremos dejar actuar los minutos necesarios.

Para limpiar las juntas de los azulejos de las paredes, necesitaremos utilizar un producto de limpieza que sea más denso, para que pueda actuar durante los minutos necesarios adherido a la pared. ¿Qué producto utilizamos en este caso?

limpieza juntas azulejo

Utilizaremos una mezcla de lejía con bicarbonato de sodio. De esta forma adquiriremos una pasta que la podremos aplicar sobre las juntas que vayamos a limpiar de las paredes. Una vez haya actuado esta mezcla durante 10 o 15 minutos sobre la superficie, la retiraremos de la misma forma que las juntas de los suelos, con un cepillo de dientes para eliminar la suciedad incrustada, y luego con un trapo con agua fría.

Con estos productos de limpieza volveremos a conseguir el blanco de nuestras juntas y con ello conseguiremos que nuestras estancias luzcan de una forma espectacular.

Otros productos de limpieza que también funcionan muy bien son:

  • El vinagre
  • El jugo de limón
  • Oxígeno activo

Tras varias veces de limpieza de juntas y tras el paso del tiempo, podremos detectar que las juntas se van deteriorando, es en este momento cuando debemos aplicar masilla para el relleno de las mismas.

¿Qué pasos debemos seguir para repararlas?

Si queremos dejar las juntas como nuevas, debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Con un cuchillo, destornillador o punzón, debemos eliminar la mayor cantidad posible de masilla deteriorada de las juntas de los azulejos.
  2. Una vez retirada, pasaremos aplicar masilla para juntas, una vez aplicada, pasaremos el dedo con agua y jabón, para realizar presión sobre la junta y retirar el sobrante de masilla y conseguir una superficie homogénea.
  3. Dejaremos secar la masilla
  4. Con la ayuda de una esponja con agua y jabón limpiaremos la superficie y retiraremos el resto de masilla, para que quede como nueva.

limpieza juntas azulejo

Siguiendo estos pasos podremos reparar cualquier junta, tanto de azulejos, como para los marcos de las ventanas y puertas, o para reparar las juntas del saneamiento.

Siguiendo estos pasos conseguiremos unas juntas siempre impecables y bien conservadas. ¡Juntas siempre como nuevas!

*Imágenes: Pinterest