Los adhesivos troquelados se han convertido en una pieza fundamental en multitud de industrias, ya que gracias a su versatilidad permiten realizar uniones seguras, duraderas y ligeras sin necesidad de soldaduras, ni tornillos.

Hoy en el blog profundizamos en el proceso de troquelado, concretamente en las espumas adhesivas troqueladas y su uso en algunos sectores como el de la automoción.

El troquelado es una técnica que nos permite dar una forma concreta a un material, en este caso las espumas adhesivas, cortándolo por presión con la ayuda de una plancha metálica llamada troquel. Aunque podemos encontrar infinidad de formas troqueladas, es en el ámbito industrial donde ha conseguido hacerse un hueco por los innumerables beneficios que conllevan.

Con el troquelado pueden crearse soluciones adhesivas totalmente personalizadas y adaptadas a las necesidades del cliente, en una gran variedad de materiales: cintas adhesivas, espumas técnicas y fieltros, films de protección, etc.

Hoy profundizamos en el troquelado de cintas adhesivas de espuma. Estas cintas pueden tener adhesivo en una cara o en las dos, y son muy útiles para fijar materiales, evitar ruidos y amortiguar vibraciones. Las espumas técnicas tienen una estructura de celda semicerrada, por lo que son impermeables tanto al agua como al aire/polvo. Además, por su composición química son resistentes al calor.

Por todo lo anteriormente dicho, las espumas adhesivas troqueladas tienen una serie de ventajas entre las que destacan su capacidad para unir entre sí materiales de distinta naturaleza o tensión superficial. Otra de las ventajas es que permiten crear diseños únicos, mejorando la apariencia y estética de los acabados, por ejemplo si los comparamos con el uso de tornillos. Por otro lado, gracias a estos adhesivos troquelados se crean uniones resistentes a impactos y vibraciones duraderas, y más ligeras, un aspecto especialmente importante en algunos sectores como el de la automoción. Por último, gracias a su uso se consigue unir y sellar al mismo tiempo, en una sola operación.

Todos estos beneficios hacen que las espumas técnicas se utilicen en algunos procesos industriales como la fabricación de placas solares y electrodomésticos, o en el sector de la construcción.

Entre las industrias que mayor uso hacen de las espumas adhesivas troqueladas se encuentra la industria de la automoción, donde han ido ganando espacio a los métodos de unión tradicionales como las soldaduras o los tornillos.  Son ya muchos los componentes de un coche que incluyen espumas técnicas adhesivadas para su fijación a la carrocería y a grandes piezas plásticas entre las que encontramos: el panel de instrumentos, paneles de puertas y otros elementos como altavoces, retrovisores, cinturones de seguridad, faros o el módulo electrónico de control. En estas aplicaciones no sólo se logra una unión segura y de larga duración, sino que además se evitan las vibraciones y se consigue un habitáculo libre de filtraciones de agua, aire o polvo, ya que contribuyen a mejorar la estanqueidad.

En MIARCO somos especialistas en la transformación y troquelado de cintas adhesivas, por eso somos capaces de diseñar soluciones a medida, que buscan optimizar el proceso productivo del cliente.

Si estás buscando un adhesivo troquelado, no dudes en escribirnos a socialmedia@miarco.com y nuestro equipo de expertos te ayudará a encontrar la solución adhesiva que necesitas.