Estilo nórdico: historia

El estilo nórdico es una de las decoraciones que más adeptos tiene en la actualidad. Esta decoración nació a finales de los años 50 y principios de la década de los 60 del siglo pasado. Este tipo de decoración nació para promover el estilo de vida escandinavo, que se basa en la funcionalidad de los objetos trasladado a la vida cotidiana, por lo que añadieron la estética a sus valores, haciendo una decoración muy funcional y minimalista.

Los países escandinavos, por su localización geográfica, son los que más alejados están en Europa, pero no por esto pasaron desapercibidos los movimientos artísticos que estaban surgiendo en Europa. Adaptaron su estilo de decoración funcional y minimalista a las nuevas corrientes artísticas, dando forma al estilo de decoración nórdico que tan de moda está ahora.

loft

Decoración nórdica: ¿de dónde viene?

Viene de los países del norte de Europa:

  • Noruega
  • Suecia
  • Finlandia
  • Dinamarca

escritorio

¿Cuáles son las premisas del diseño nórdico?

El diseño nórdico, así como la decoración, se diferencia por seguir siempre estos puntos:

  • Líneas rectas y sencillas en la fabricación de muebles y en la decoración general del hogar.
  • Colores claros, tanto en muebles como en las paredes. Siempre se le puede dar un toque de color en artículos decorativos que pongamos en las estancias de nuestro hogar, como cojines, mantelería o vajilla.
  • Mucha luminosidad
  • Viviendas diáfanas
  • Simplicidad en la decoración y en los muebles, ya que siempre prima ante todo la funcionalidad de los mismos.

“Cosas bellas que hacen tu vida mejor”

Este es el eslogan de la decoración nórdica, y se aplica tanto a los muebles como a la decoración general del hogar. No hay que llenar las habitaciones de artículos decorativos, simplemente de artículos que sean bonitos y que sean funcionales para nuestro hogar, es decir, muebles de almacenaje que no sean simplemente decorativos.

escandinavo

Como comentábamos anteriormente, la luminosidad del hogar es esencial para conseguir un estilo nórdico en los países escandinavos. Los inviernos son muy duros y predominan más las horas de oscuridad que las horas de luz, razón por la que predominan los colores claros en la decoración, como el blanco puro en paredes, muebles o suelos.

Los tonos claros ayudan a conseguir una mayor luminosidad, pero es necesario tener ventanales por donde pueda entrar la luz natural. Para cubrir los ventanales, debemos elegir cortinas de tejidos muy ligeros y siempre de colores claros para que deje pasar la luz.

Para que los ventanales estén lo más aislados posibles y mantengan el calor de la estancia, instalaremos burletes, para conseguir un mayor ahorro energético y mantener nuestro hogar caliente y sin filtraciones de suciedad.

Para la luz artificial nos decantaremos por luces blancas y potentes, y evitaremos juegos de luces que puedan crear sombras.

Muebles nórdicos: fabricación

La naturaleza es el recurso decorativo más utilizado en este tipo de diseño. Por eso se utiliza la madera para la fabricación de los muebles nórdicos o los elementos decorativos, y siempre en sus tonalidades más claras, como hemos comentado anteriormente.

Los muebles no tienes fornituras decorativas, están diseñados con líneas rectas que hacen que su sencillez brille con luz propia.

salón

Casas nórdicas: ¿qué aspecto deberían tener?

El aspecto que tienen las casas nórdicas es de ser un hogar limpio, espacioso y muy organizado. De ahí que todos los muebles que haya en nuestro hogar sean funcionales y prácticos.

El minimalismo está muy relacionado con el diseño nórdico; los muebles suelen tener un aspecto vintage, e incluso pueden comprarse en un rastro o una tienda de antigüedades. Una vez restaurados serán el centro de atención de la estancia.

 

¿Qué os parece el estilo nórdico? ¿Os gusta para vuestro hogar o preferís otros estilos de decoración?

*imágenes: pinterest