Retomamos nuestro Diccionario MIARCO, ya sabéis que nos encanta contaros las curiosidades y detalles más llamativos de las cintas adhesivas, para que cada día las conozcáis mejor y podáis sacarles el máximo partido. Hoy en concreto os vamos a hablar del “liner” ¿quieres saber qué es y para qué sirve el liner? No te pierdas nuestro artículo de hoy para tener todos los datos.

El liner es una parte de la cinta adhesiva que sirve como protector del adhesivo, por ejemplo puedes verlo en las cintas doble cara que encuentras habitualmente en tu ferretería o en las grandes superficies de bricolaje.

La función principal del liner es como decíamos, proteger una de las dos caras adhesivas, principalmente para que se pueda bobinar y enrollar, ya que sin el liner ¡se pegarían entre ellas! 😮😮 Dependiendo de la aplicación, el liner a veces cubre la cara con el adhevio removible o la no removible, o en otros casos como el de las cintas para moquetas, cubre  el lado con más adhesión.  Algunas cintas de aluminio a una sola cara también utilizan liners, porque sino, sobre el aluminio el adhesivo se pegaría.

liner_2

Liner en cinta adhesiva

Si tenéis a mano una cinta de doble cara por ejemplo, veréis que al desbobinarla hay una cara en la que podéis tocar el adhesivo, y otra cubierta. Pues precisamente el elemento que cubre esa parte es el liner o también protector. En este dibujo puedes ver exactamente dónde está colocado.

liner_cinta_adhesiva

Liner en una cinta adhesiva

 

Como ocurre en el caso de los adhesivos de los que existen multitud de tipos distintos: naturales, sintéticos… Los liners también pueden estar hechos de materiales muy distintos, dependiendo del adhesivo al que vayan a proteger. Por eso en unos casos puedes encontrar liners de papel (siliconado o con PE), como en el caso de la cinta de moqueta o liners plásticos para las cintas macbond. Normalmente el liner plástico se utiliza cuando es importante que no se rompa al retirarlo.

¿Cómo retirarlo?

Para retirar correctamente el liner de una cinta adhesiva, debes siempre hacerlo desde la esquina inferior izquierda y hacia arriba, de esa forma el adhesivo permanecerá en su lugar. Si intentas despegar el liner desde la parte superior de la cinta, corres el riesgo de llevarte detrás el adhesivo. ¿Te contamos un truco? Si doblas una esquina sobre sí misma, será más fácil de retirar 😉

Hoy ya habéis descubierto una cosa más sobre las cintas adhesivas, un mundo lleno de curiosidades que estamos empeñados en descubriros.

Si tienes alguna duda de tipo técnico o simplemente quieres hacernos alguna sugerencia no dudes en escribirnos socialmedia@miarco.com