Está sobradamente probado que la masilla de poliéster MacRepair consigue unos excelentes resultados en la reparación de carrocerías de vehículos. Como digo, el uso de esta masilla de relleno de dos componentes está muy extendido entre los talleres de chapistería, y los aficionados al bricolaje del automóvil.

Sin embargo, su uso está indicado no sólo para chapa, sino también para madera, plásticos, y metales no ferrosos como el aluminio, entre otros. Tiene algunas características que hacen que sea el producto idóneo para ello, como pueden ser:

  • Baja porosidad.
  • Fácil lijado.
  • Fácil de aplicar.
  • Excelente adherencia.
  • Y, por último, gran poder de relleno.

Tengo que decir que, conseguir un acabado impecable, no es precisamente una de las tareas más fáciles en bricolaje. No obstante, con algo de práctica, se le coge muy bien el pulso, consiguiendo resultados extraordinarios. En el artículo de hoy voy a ampliar el ámbito de acción de este producto, realizando una pequeña reparación. Bueno, pequeña o grande. En esta ocasión el tamaño no importa.

Como las abolladuras en vehículos es muy específica, y sólo los aficionados al bricolaje del automóvil son los que suelen repararlas, vamos a probar este kit de reparación de masilla de poliéster, para arreglar abolladuras que se pueden dar con mayor probabilidad en el hogar o en el taller.

Ejemplo de ello, podrían ser pequeñas, o grandes, abolladuras en un frigorífico, microondas, lavadora,… Ningún electrodoméstico, de este tipo, está exento de recibir un golpe en un momento dado.

1. Reparando una abolladora con la masilla de poliéster MacRepair

A continuación recogeré, paso a paso, cómo he usado la masilla de poliéster para realizar una reparación. Para ello, he utilizado una cajonera metálica de mi taller de bricolaje, que tiene un importante golpe.

#1 Leer el envase

Lo primero que debemos hacer al utilizar por primera vez cualquier producto, es leer en el envase todo lo que se refiere a la preparación del producto, forma de aplicación, tiempo de secado, etc. Es la única forma de saber qué es lo que hay que hacer, cómo hay que hacerlo, y cuándo, con una cierta garantía de éxito.

#2 Preparación para la reparación

Una vez leídas las instrucciones de uso, tenemos que preparar todo lo necesario para poder realizar la reparación sin que se produzcan inconvenientes ni imprevistos. Para esta reparación hay que preparar varias cosas.

Herramientas:
  • Espátula.
  • Papel de lija de grano medio y fino.
  • Lijadora.
Productos:
Objeto a reparar:

El electrodoméstico o, en este caso concreto, mi cajonera metálica. Hay que prepararla también, para que reciba de forma correcta la masilla de relleno. En caso de no preparar bien la base, el agarre de la masilla podría no ser el adecuado.

#3 Preparando la superficie a reparar

Como indicaba en el anterior párrafo, hay que preparar la superficie para que la masilla tenga un agarre óptimo y, de este modo, evitar posteriores grietas o desconchones. Esta preparación tiene dos pasos.

Paso 1

El primero es lijar la pintura, óxido, o suciedad que pudiese haber, llegando a la chapa y dejándola completamente limpia, tanto en la propia abolladura, como en los alrededores más próximos.

Es importante, no usar el taco de lijado. Sólo si usamos únicamente el papel de lija, llegaremos a todos los rincones en el interior de la abolladura. Soy consciente que este paso es de lo más tedioso, pero es imprescindible.

lijado_pieza

Lijado de la pieza

El segundo paso, es eliminar por completo los restos del lijado. Para ello, podemos utilizar alcohol, disolvente, desengrasante, o cualquier otro producto similar que se lleve la suciedad.

eliminar_lijado

Eliminar restos lijado

Aplicaremos este producto a todo el paño sobre el que vayamos a trabajar con la masilla de poliéster y/o vayamos a pintar, una vez masillada nuestra cajonera.

#4 Aplicando el producto

Bueno, después de tanto preparativo, por fin llegó la hora de entrar en acción. No hace falta remover la masilla de poliéster, puesto que viene lista para usar. Con la espátula cogemos algo de producto, y lo vamos aplicando en la abollabura en varias capas. De este modo, rellenaremos por completo el bollo, hasta que la masilla sobresalga un poco.

aplicar_masilla

Aplicar la masilla

En las dos primeras capas, haremos presión con la espátula, a fin de que la masilla se adhiera al fondo del hueco, y lo rellene completamente.

Tampoco hace falta que rebose mucho, puesto que la masilla de relleno MacRepair, no experimenta prácticamente contracción alguna. Es decir, apenas se encoge durante el proceso de secado. Una vez aplicada, tenemos que dejar que el producto fragüe, para lo que tenemos que consultar el tiempo de secado, en el envase o en las instrucciones.

masilla_fragüe

Dejar que la masilla fragüe

Antes de continuar quisiera dejar claro que, tanto para este punto como para el siguiente, es conveniente protegerse las manos, ojos y vías respiratorias, para evitar un posible contacto con el producto. Por tanto, te aconsejo uses protecciones como son guantes, gafas y una máscara protectora.

#5 Refinando el trabajo

Bien, una vez transcurrido el tiempo recomendado para el secado, pasaremos al lijado, a fin de retirar el exceso de masilla, y dejar una superficie lisa y uniforme. Aunque se podría realizar de forma manual, sobre todo en reparaciones muy pequeñitas, lo correcto es utilizar una lijadora eléctrica y, a ser posible, que fuese rotorbital.

 

nuevo_lijado

Lijar de nuevo

En mi caso, al no disponer de esta herramienta, he utilizado el taladro, al que he montado un disco de lijar. Sea cual sea el método usado, en primer lugar debemos usar lija de grano medio para eliminar mayor cantidad de pasta.

Cuando observemos que estamos llegando a la chapa, debemos cambiarla por lija de grano fino, y lijaremos suavemente hasta dejar la pasta completamente enrasada.

lijado_pieza

Lijado final de la pieza

Pasamos un trapito para eliminar el polvo y los restos del lijado. Y, por último, pulimos un poco.

#6 El último paso

La reparación en sí, ya está realizada. No obstante, nos queda el acabado final, que dejará el trabajo realizado oculto a la vista. Consiste en el pintado.

pintar_pieza

Pintar la pieza

Si queremos conseguir un acabado impecable, el pintado no debe limitarse a cubrir sólo la pasta aplicada. Sino que lo debemos proyectar a todo el paño sobre el que hemos estado trabajando.

Aplicamos la pintura en aerosol. Dejamos secar. Y listo. Ya tengo mi cajonera metálica como nueva.

acabado_final

¡Listo!

 

Bricoblog la web para la Comunidad de los aficionados al bricolaje, las manualidades y el reciclado creativo se asoma al blog MIARCO para darnos consejos y trucos de bricolaje que te ayudarán en tu día a día.