El adhesivo de cianoacrilato o adhesivo instantáneo es uno de los más utilizados en todo el mundo, por la rapidez con la que crea uniones muy resistentes. Hoy en el blog nos adentramos en su origen y aplicaciones.

El adhesivo de cianoacrilato es un adhesivo monocomponente, formado por una resina, el cianoacrilato, y un endurecedor, que en este caso es el agua. Nació a mediados del siglo XX casi por casualidad, como ocurre con la mayoría de los grandes inventos, y pronto se convirtió en un imprescindible en cualquier hogar.

Este adhesivo es uno de los más usados en todo el mundo gracias a sus múltiples ventajas como son el hecho de que tarde poco tiempo en secarse, su capacidad de adhesión sobre superficies muy variadas o lo fácil que es de aplicar, ya que no necesita calor ni presión para adherirse. Además, al ser líquido es más fácil que penetre en las partes más irregulares, para asegurar la unión.

Como explicábamos antes el cianoacrilato funciona sobre una gran variedad de superficies como pueden ser la cerámica, los plásticos, los metales o el vidrio. Aunque siempre deben ser superficies pequeñas, y que no estén expuestas a condiciones adversas como altas temperaturas, humedad o la luz del Sol.

¿Cómo aplicar el cianoacrilato?

Este adhesivo es de muy fácil aplicación, por ese motivo su uso se ha extendido por todo el mundo. Solo hay que tener en cuenta dos aspectos:

  1. Aunque siempre tendemos a aplicar el adhesivo en las dos partes a unir, solo es necesario aplicarlo en una de ellas para conseguir una unión fuerte y duradera.
  2. Una vez unidas ambas partes, debes presionar durante 10 segundos, que es el tiempo que tarda en endurecerse. ¡Y listo!

 

Usos curisoso del cianoacrilato

Aunque tengamos en mente su uso para pequeñas reparaciones domésticas como puede ser el asa de una pazo, o una pequeña pieza que se ha soltado, la realidad es que este tipo de adhesivo tiene también un uso médico, que empezó durante la guerra de Vietnam, ya que al tener una gran adhesión a la piel puede utilizarse para suturar heridas.

Por último, os dejamos un truco muy práctico, si al utilizar el cianoacrilato se te quedan los dedos pegados, puedes usar acetona para eliminar el adhesivo y despegar los dedos.

Ahora ya conocéis un poco mejor el cianoacrilato, sus usos, cómo aplicarlo y en qué situaciónes es más efectivo. De todas formas, si todavía tienes alguna duda puedes escribirnos a socialmedia@miarco.com y estaremos encantados de ayudarte.