Hoy en nuestro diccionario MIARCO os vamos a hablar de qué significa el término adhesivos reposicionables, una característica especial de algunos adhesivos y cintas adhesivas que las hace especialmente útiles para algunas aplicaciones.

Los adhesivos reposicionables son aquellos que gracias a sus características se adhieren a una superficie, pero con la posibilidad de recolocarse repetidas veces, permitiendo modificar la posición original.

Es muy importante no confundir el que un adhesivo sea reposicionable, con que sea removible. El primer término, reposicionable, se refiere a que puede cambiarse la posición repetidas veces (es reutilizable), la segunda, removible, a que puede retirarse de forma fácil, sin dejar residuos, tal y como os explicamos hace algún tiempo en este artículo.

¿Cuáles son las características de los adhesivos reposicionables?

Los adhesivos reposicionables se caracterizan por no perder su poder de adhesión tras despegarse repetidamente de la superficie donde se aplica (siempre que la superficie esté limpia).

 

¿Para qué se utilizan los adhesivos reposicionables?

Algunas aplicaciones habituales de los adhesivos reposicionables son la protección de superficies, montaje de etiquetas (tiendas y supermercados) y la fabricación de muestrarios, por ejemplo, de telas. Están presentes en cintas adhesivas como la Nitto 9850 (a una cara), DD-830 (a dos caras), entre otras.