Una vez más nuestras cintas adhesivas se transforman en arte, gracias a la última acción de tape art de nuestros amigos de Colectivo TAV. En esta ocasión las cintas adhesivas MIARCO han sido una pieza fundamental para “dar luz” a las calles de un céntrico barrio de Valencia ¿quieres saber más? No te pierdas este artículo.

La última edición del Festival Intramurs celebrado del 19 al 29 de octubre en Valencia ha tenido como lema “encru” o lo que es lo mismo una visión de las cosas “en crudo” tal y como son. En esta cuarta edición del festival la organización ha buscado propuestas creativas en las que la interacción con el espectador fuera una pieza importante, teniendo como marco para las actividades las calles del centro de Valencia. Esta búsqueda de la interacción con el público y la transformación del espacio público son también dos elementos fundamentales dentro del tape art, el arte hecho con cintas adhesivas que cada día cuenta con más seguidores en todo el mundo.

Por eso dentro de las múltiples actividades que se organizaron en la ciudad de Valencia durante esos días, nuestros amigos de Colectivo TAV hicieron una intervención de lo más original con ayuda de nuestras cintas adhesivas, y gracias a su gran creatividad.

El hilo conductor de esta intervención de tape art fue “poner on” a un céntrico barrio de Valencia, dándole luz a sus calles con la aparición de interruptores dibujados en las fachadas, y otros elementos urbanos. Esta acción de “street art puro” se llevó a cabo durante tres días, en diferentes momentos y localizaciones, haciendo que fuese algo espontáneo capaz de sorprender a quienes paseaban por las calles en ese momento, e invitando al público a participar en ellas.

Cada uno de los interruptores que apareció en las calles tenía un color distinto, y estaba hecho con una cinta adhesiva diferente, por lo que cada uno era único y original. La única cinta común en todos ellos era la cinta americana de tela o gaffer tape en color blanco, que ha servido para dibujar el contorno de los interruptores. Para rellenar el interior se han utilizado desde las cintas adhesivas gaffer en vibrantes colores flúor como el verde, amarillo y naranja; a colores fuertes como el azul del Krepp de exteriores, el amarillo de la cinta washi o el rojo de la cinta americana tradicional.

El resultado final no ha dejado indiferente a nadie, llamando la atención de todos los viandantes que descubrían puntos de luz en la calles de su barrio, mientras paseaban.

¿Qué os ha parecido? A nosotros nos encanta el uso que le están dando nuestros amigos de Colectivo TAV a las cintas adhesivas, nos gusta verlas convertidas en parte de intervenciones artísticas capaces de transformar los espacios urbanos de forma efímera.

Si te apetece comentarnos alguna iniciativa artística que tengas en mente con cintas adhesivas o simplemente tienes alguna duda escríbenos a socialmedia@miarco.com y comentamos.