Hoy os traemos una transformación de una mesa común de Ikea, la mesa Lack. De una manera fácil y sencilla pasamos de tener una mesa básica a una llena de de personalidad, únicamente con las cintas de MIARCO y un poquito de pintura. Para el desarrollo de este hack tan solo hemos utilizado las cintas washi y pintura chalk en spray.


1.Preparamos la superficie

Para comenzar, hemos aplicado una capa de imprimación por toda la mesa, de este modo también nos evitamos lijar y conseguimos que la pintura se adhiera perfectamente. Es importante dejar que la imprimación seque bien antes de aplicar la posterior capa de pintura (recomendamos dejar secar 24h).

2.Aplicación del color base y enmascarado

A continuación pintamos la mesa con el color de base, en nuestro caso un gris piedra chalk paint.Una vez ha secado bien, es el momento de comenzar a encintar. En nuestro caso el mosaico solo se encuentra en la parte superior de la mesa con lo que esta es la zona que tenemos que encintar.

 

Para crear el mosaico primero hemos dividido la mesa en tres zonas horizontales. Después hemos añadido líneas verticales para subdidivir más las zonas y ya hemos comenzado a jugar con las cintas para crear las diferentes líneas y patrones. Hemos escogido esta cinta en concreto ya que consigue que las líneas queden perfectas al mismo tiempo que nos ofrece una amplia variedad en los grosores. Hemos empleado tres grosores distintos: 24mm, 19mm y 12mm.

 

3.Pintar

Una vez tenemos nuestro patrón creado, comprobamos que las cintas estén bien pegadas y es el momento de pintar con el segundo color. Recomendamos elegir dos colores que contrasten bien entre sí para que el patrón destaque sobre el fondo de la mesa. Aplicamos la pintura por toda la zona superior de mesa. Dejamos secar unos minutos.

4.Desenmascarado

Una vez seco es el momento de levantar las cintas para ver el resultado final.Dependiendo del uso que le vayamos a dar a la mesa, o si va a estar en exterior, puede ser recomendable aplicar una capa de barniz para protegerla y evitar que se deteriore la pintura. ¡Ahora tan solo nos queda montar de nuevo la mesa y comenzar a disfrutar de ella!