Los vinilos decorativos son idóneos para decorar cualquier estancia de tu hogar o para personalizar tus muebles. Cuando son de gran tamaño o tienen calados, su colocación puede llegar a ser complicada. En este tutorial te mostraremos un truco para instalar tus vinilos con nuestra cinta de papel de arroz washi. Te quedarán perfectos, sin burbujas ni arrugas, como si lo hubiera hecho un profesional.

La cinta de papel de arroz o cinta washi de Miarco resulta perfecta para proteger de forma fácil y precisa una superficie antes de pintar. Se adapta bien a las curvas por lo que permite trazar líneas y figuras con bordes perfectamente definidos y sin que pintura se filtre por debajo. Además, es de baja adhesión por lo que se recomienda para superficies delicadas.

Todas estas características hacen que sea el complemento perfecto a la hora de instalar vinilos decorativos, tal y como vas a poder comprobar a continuación.

Vinilos de  gran tamaño con cinta de papel Washi 

Los vinilos decorativos de gran tamaño suelen constar de varias partes para facilitar su instalación. La cinta washi te ayudará a que puedas presentarlo sobre la pared antes de retirar el papel protector. De esta forma, podrás tener una idea aproximada del resultado final, pudiendo hacer las rectificaciones que sean necesarias antes de adherirlo definitivamente. Además, una vez lo tengas claro, puedes delimitar la zona de instalación colocando cinta washi.

Otro truco para facilitar la instalación de los vinilos decorativos de gran tamaño consiste en colocar cinta de papel de arroz sobre una de las esquinas Seguidamente se despega el papel protector de esa misma esquina y se va retirando al mismo tiempo que se adhiere el vinilo con ayuda de una espátula. De esta forma, evitaremos que el vinilo se arrugue y minimizaremos el riesgo de que aparezcan burbujas.

Instalar vinilos troquelados o con calados con cinta de papel de arroz Washi

Los vinilos troquelados, con calados o letras resultan especialmente difíciles de instalar. En muchas ocasiones, los diferentes motivos que los componen se doblan sobre sí mismos o se arrugan durante el proceso de colocación. Para evitarlo, te recomendamos que utilices cinta de papel de arroz como transportador del vinilo. Para ello, tan solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Elimina del vinilo todas las partes que no se tengan que adherir sobre la superficie.
  2. Coloca tiras de cinta washi ligeramente solapadas hasta cubrir todo el vinilo decorativo.
  3. Presiona para que el vinilo se adhiera sobre la cinta washi.
  4. Retira el papel protector del vinilo de forma que la parte superior quede adherida a la cinta de papel de arroz.
  5. Fija el vinilo decorativo sobre la superficie sobre la que lo quieras instalar (madera, pared, cristal, etc.).
  6. Retira poco a poco cada una de las tiras de cinta washi.

Tras seguir todos los pasos indicados anteriormente, el resultado es impecable. El vinilo decorativo no tiene arrugas o burbujas, como si lo hubiera instalado un profesional.

Como habrás podido comprobar es un truco muy sencillo de aplicar. Tan solo requiere un poco de paciencia a la hora de pegar y despegar la cinta de papel de arroz. A cambio, el resultado final merece la pena.

¿Conocías este truco para instalar vinilos decorativos? Esperamos que te sea de utilidad y lo apliques en tus próximas decoraciones. Además, recuerda tener siempre a mano cinta de papel de arroz washi de Miarco, podrás sacarle mucho más partido del que imaginas.