Con unos sencillos cambios en nuestros hábitos diarios, podemos notar una gran diferencia cuando nos llegue la factura de la luz. En el artículo de hoy queremos ayudarte con unos sencillos trucos para ahorrar luz en tu hogar.

Una vez hayamos cargado el teléfono móvil, no hay que dejar el cargador enchufado, ya que seguirá consumiendo energía. De igual forma, al apagar el televisor, éste seguirá consumiendo electricidad, por lo que es una buena idea apagarlo completamente durante toda la noche. Si tenemos ordenador en casa, dejarlo en reposo es casi lo mismo que dejarlo totalmente encendido, ya que estará consumiendo hasta un 70% de energía.

Otra forma de ahorrar luz es mediante la sustitución de las bombillas tradicionales y los halógenos por bombillas de luz Led. Con este tipo de luz se ahorra hasta un 90% del consumo eléctrico.

A la hora de elegir los electrodomésticos para casa, además de las funcionalidades que necesitemos, también es muy interesante fijarse en sus etiquetas energéticas. Estas etiquetas son “A+”, “A++” y “A+++”, siendo la última la que más luz nos permitirá ahorrar.

No abusar de la calefacción en invierno ni del aire acondicionado en verano, nos puede ayudar el tener en nuestras ventanas aislada con los burletes aislantes, también nos ayudará muchísimo a reducir nuestra factura eléctrica y estaremos ayudando además a cuidar el medio ambiente. Para invierno, lo ideal es mantener una temperatura de 20 grados en casa y en verano de unos 25 grados. Para que te hagas una idea, subir un grado más la temperatura en invierno o bajarla en verano supone aumentar el consumo eléctrico en un 6-8%.

Para mejorar estas pérdidas de energía, es muy interesante invertir en sistemas de aislamiento, funcionan muy bien la gama de Burletes aislantes Ranger en el hogar, ya que evitarán la pérdida del calor en invierno y ayudarán a mantener la estancia fresca en verano, evitando así el despilfarro de energía.

A qué hora consumen más los electrodomésticos

Otro buen truco para ahorrar energía es programar los electrodomésticos en las horas más económicas del día.
Por ejemplo, en invierno, entre semana, las horas más caras de electricidad son las comprendidas entre las 8 y las 11 de la mañana y las 18 y las 22h de la tarde, mientras que en los fines de semana el horario más caro sería el comprendido entre las 13 y las 15h y entre las 20 y 23h de la noche.

En verano cambiamos nuestros hábitos y nuestro estilo de vida, y de igual forma cambian las tarifas eléctricas. Entre semana las horas más caras son de 11 a 14h y de 20 a 23h y en días no laborables la electricidad vale más de 12 a 16h y de 23 a 1h de la madrugada.

 

De todas formas, te recomiendo que consultes con tu compañía eléctrica para validar esta información y poder ahorrar así en tu factura de la luz.