Las cintas de embalaje pueden estar compuestas de distintos tipos de soporte y adhesivos, que les conferirán unas características determinadas, y los harán idóneos para unas aplicaciones u otras.En el caso de las cintas de embalaje con adhesivo en base agua como la Gama Azul su uso tiene una serie de ventajas, que los hace idóneos tanto para el cerrado manual, como para el envasado automático.

Entre esas ventajas que podemos encontrar en la Gama Azul destacan algunas como su versatilidad, ya que este tipo de cintas de embalaje ofrece buenos resultados sobre distintos materiales, como por ejemplo cajas Kraft, recicladas o vírgenes. La adhesión y la cohesión de este tipo de cintas es alta, por eso se utilizan para realizar uniones rápidas, que requieran de una gran velocidad, como ocurre en el cerrado automático de cajas. Además, los precintos con adhesivo en base solvente se caracterizan por su resistencia a las oscilaciones de temperatura y a la humedad, por lo que amplia la variedad de industrias y sectores en los que pueden estar presentes, entre las que destaca la industria alimentaria. Hay otro aspecto destacable de estas cintas de embalaje que merece la pena resaltar, y es que al ser solvent-free son más respetuosos con el medio ambiente, dejando menos huella en el entorno.

Aunque si hay algo que llama la atención de los precintos de la Gama Azul es que son imprimibles, ofreciendo al cliente la posibilidad de estampar en la cinta a través de la técnica flexográfica hasta en tres tintas, ofreciendo una calidad de impresión óptima, mejorando la visibilidad de la marca.

La versatilidad de las cintas de la Gama Azul se refleja también en la gran variedad de medidas y formatos en los que está disponible, aunque hay dos que destacan sobre el resto. La medida de 66 metros de longitud es la más utilizada para los trabajos no profesionales para el cerrado de cajas en momentos puntuales como por ejemplo una mudanza. Mientras que la medida en 132 metros, tiene una mayor implantación en sector industrial para los trabajos de final de línea. Sin olvidar la última incorporación a la Gama Azul, la versión para el envasado automático con longitudes de 990 metros. Si estás buscando un precinto de estas características, no dudes en escribirnos para resolver las dudas que puedan surgir haciendo click aquí.